sábado, 9 de julio de 2011

RICARDITO EN EL DIVAN

No somos un ejemplo de buen periodismo en ningún aspecto, eso es sabido y a tono con la actual realidad periodística tampoco lo queremos ser. Es por eso que en esta ocasión hemos hecho algo ilegal, pero con el noble justificativo de brindar un servicio a los oyentes.

Infiltramos un microfono en su habitual sesión psicoanalítica dónde le expresa sus más íntimos temores y penas de su campaña a presidente.






No hay comentarios: