viernes, 2 de julio de 2010

Y sí... tenemos las mejores minas!!!

Como en aquella película de Olmedo y Porcel en la que el dúo capocómico, oficiando de guías turísticas, afirma, con ímpetu de macho cabrío que en Argentina tenemos la más larga y la más ancha (refiriéndose obviamente a las avenidas Rivadavia y 9 de Julio, respectivamente), podríamos decir ahora, dentro de la misma línea machista, que en Argentina tenemos las mejores minas. Y la explicación seria que podemos hacer con ellas lo que queramos sin rendir demasiadas cuentas.

Es que la presidenta, que anduvo por Canadá para participar del G-20, no pudo faltar al encuentro organizado por Peter Munk, fundador de Barrick Gold. Para aquellos que no sepan, es la empresa que lleva a cabo, en territorio sanjuanino, los proyectos mineros de Veladero y Pascua-Lama (compartido con territorio chileno). Cuestionados por tratarse de una explotación minera a cielo abierto, que acarrean un impacto ambiental negativo para los pueblos cercanos. También la pueden conocer por el esfuerzo realizado para lograr que se vetara la ley de protección de glaciares.

Los problemas ambientales y un contexto económico desfavorable para el país (con suerte las provincias reciben el 3% en conceptos de regalías mas un 5% en retenciones a los productos que se exportan, ganancias e impuestos provinciales, bastante poco tratándose de tan jugoso negocio) no fueron dignos de discusión en la agenda de este encuentro. Por el contrario primó un clima positivo. Aaron Regent, presidente de Barrick Gold, dijo que “cuando existen condiciones estables, instituciones sólidas y una voluntad de llevar adelante proyectos que promueven el desarrollo social y económico, estaremos siempre dispuestos a buscar nuevas inversiones”. Esto surgió luego de que Munk y el resto de los ejecutivos sostuvieran que la presidenta les aseguró: “las reglas no cambiarán, y eso es muy importante para una inversión de largo plazo”.

La presidenta se fue de la reunión repleta de orgullo afirmando que “lo único que hicieron fue felicitarme”.

¡!¿Qué honor no?¡¡

No hay comentarios: